Aceite de coco y grasas saturadas. Mitos y realidades

El aceite de coco no es el problema

Hace unos días atrás se publicó un artículo en varios medios, hablando sobre las nefastas consecuencias que nos puede conferir el aceite de coco, en base a las opiniones de la profesora de Harvard Karin Michels, quien calificó el producto como uno de los “peores” que una persona puede consumir.

En el artículo en cuestión, también se alude a la Asociación Americana del Corazón (AHA – American Heart Association), que, en el año pasado, ya había recomendado evitar las grasas saturadas contenidas en el aceite de coco, puesto que aumentaría el colesterol “malo” o LDL.