Elizabeth Fernández

Abr 1, 2018 | Reboot Digestivo

Estoy muy agradecida, conforme y contenta del trabajo realizado con Matías, cumplió todas mis expectativas y más!. Tengo una enfermedad autoinmune llamada Graves Basedow, la que a su vez me originó hipertiroidismo y desde un comienzo los tratamientos convencionales ofrecidos por la medicina tradicional fueron bastante lapidarios y cavernarios y no me daban respuesta y solución a lo que yo buscaba, en resumidas cuentas, la medicina convencional me quedo chica y me falló. Comencé un autotratamiento con toda la información que fui recopilando en el camino de la sanación, hasta que di con la medicina funcional, de la cuál absorbí lo más que pude y de una forma muy amateur me fui tratando, sin embargo, siempre sentía que me faltaba algo, darle un orden a todo lo que comía, tener una pauta que me orientara en cuando a cantidades y combinaciones, en el fondo, darle una estructura equilibrada a lo que venía haciendo, hasta que encontré un reportaje de Matías por la web, que me pareció muy interesante, y que con solo leerlo sentí que era la respuesta a mis cuestionamientos y a lo que yo buscaba, más allá de hacerme sentido, me di cuenta que no estaba tan loca, y que sí había una forma de cura distinta a la convencional, que respeta tu cuerpo y los procesos de éste, y que lo que siempre creí, comenzaba a materializarse.

Posterior a esto, comencé mi plan de tratamiento con Matías y todo lo que tengo para él, es un infinito agradecimiento, porque no solo me orientó con la alimentación, sino que también con otros aspectos de mi vida, laboral, social, etc. Realmente es un profesional muy serio y comprometido con lo que efectúa, con mucha paciencia, donde siempre respondió a cada una de mis dudas e inquietudes, efectuó un acompañamiento constante, es un verdadero “entrenador”, de lo cual destaco su calidad humana y su optimismo, donde desde el inicio me dijo: “por supuesto que hay tratamiento y cura para lo tuyo”, ya con solo escuchar eso, te da la fuerza y el empuje para seguir adelante, saber que no es una invención tuya, sino que es darle forma a lo que mi instinto siempre me dijo.

Si bien, aún tengo la autoinmunidad presente en mi vida, al parecer (aún falta la percepción médica) el hipertiroidismo ya no existe y por los resultados de mis exámenes prontamente la enfermedad de Graves Basedow será un capítulo más de mi vida, y todo gracias a la alimentación funcional y a estas pautas, donde muchas veces, especialmente al inicio, se hacen cuesta arriba, por las tentaciones que ofrece el entorno, pero que a la larga tu cuerpo te agradece acostumbrándose y posteriormente con ver como mejora tu salud, estás dispuesta a todo sacrificio inicial, y que debo agregar, que con todas las sugerencias alimenticias de Matías no se pasan ni penas ni hambre, porque hay una enorme variedad de cosas realmente maravillosas y exquisitas, que lejos de ser una alimentación saludable fome, es algo muy gourmet y de buen gusto, que no tiene nada que envidiar a la comida tradicional, todo lo contrario, realmente delicioso, y lo mejor de todo… mi tentación (adicción) con el azúcar se acabó desde el primer día de implementado el tratamiento, nunca más ganas de comer algo dulce!

Como digo yo: “este tratamiento ha sido una tentación a mi paladar y la enfermedad un verdadero descubrimiento personal”.

¡Gracias por todo Matias!

Elizabeth Fernández.
Santiago, Chile

También te puede interesar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.